¿Cómo reducir la factura de calefacción este invierno?

  • por asmcasas
  • hace 2 meses
  • 1

La factura de la luz es una preocupación generalizada para todos los españoles, en el último año, el precio de la energía se ha disparado en torno al 60%, y de cara al invierno, somos muchos los que tememos su llegada a final de mes.

Por ello, en este post te vamos a dar algunos consejos para que puedas ahorrar en tu factura sin renunciar al confort y la calidad de tu hogar.

Regula la temperatura del termostato

Controlar la temperatura del termostato es la forma más eficiente de evitar un gasto
innecesario.

Los termostatos digitales permiten programar la temperatura, el encendido y apagado de la
calefacción, e incluso, existen termostatos inteligentes que se controlan en remoto a través del
teléfono móvil.

Para que el ahorro sea significativo, se recomienda una temperatura de entre 20 y 22ºC
durante el día y no más de 18ºC durante la noche, de manera que, cuando se haya alcanzado
esta temperatura, la calefacción pare.

Todo ello te permitirá un ahorro de hasta un 30% en la factura eléctrica.

Incorpora cortinas y alfombras

El sencillo gesto de utilizar cortinas y alfombras para aislar los puntos fríos como las ventanas y
el suelo, te permitirá ahorrar un 25% en tu factura.

Revisa tu tarifa eléctrica

Es muy importante conocer la tarifa de luz que tenemos contratada para ajustar nuestros
consumo y conseguir el máximo ahorro, tanto si estamos en mercado libre como en regulado.

Dentro del mercado libre, existen múltiples ofertas, de precio fijo, discriminación horaria o tarifa
plana, en este caso recomendamos hacer una comparativa entre las diferentes
comercializadoras de luz y las tarifas que tienen para escoger la que se ajusta a nuestros
hábitos de consumo.

Por el contrario, dentro del mercado regulado, existe una única tarifa llamada PVPC, en este
caso tendremos que conocer el precio de la luz por horas para ajustar nuestros consumos a las
horas dónde la luz es más económica.
Si tenemos una buena tarifa eléctrica, ya tenemos medio camino hecho.

Sustituye los electrodomésticos antiguos por unos más eficientes

El funcionamiento de los electrodomésticos básicos suponen entre un 15 y un 30% del
consumo anual de una vivienda, es por ello que, es recomendable apostar por aparatos de alta
eficiencia energética.

Para ello, es muy importante fijarse en la etiqueta de eficiencia energética, que
informa de los valores de consumo de electricidad y de agua de cada electrodoméstico.

Están clasificados con etiquetas desde la A (en verde) que son los más eficientes, hasta la G
(en rojo) que son los menos eficientes, y entre medias podemos encontrar las letras B,C, D, E
en degradado de colores.

Entre la A y la G puede haber una diferencia de consumo de hasta el
80%.

Aísla la vivienda y enciende la calefacción sólo en los cuartos que
se están usando

Disfrutar de una temperatura estable y sin pérdidas de calor es posible con un correcto
aislamiento de la vivienda, aislar las fachadas y romper los puentes térmicos es fundamental
para ello.

Asimismo, encender la calefacción únicamente en las estancias que están en uso te ayudará a
optimizar el consumo, además, si tienes la posibilidad, coloca los radiadores en la parte más
fría de la estancia.

Entre la A y la G puede haber una diferencia de consumo de hasta el
80%.

Comparar listados

Comparar
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,

¿Podemos ayudarte?