fbpx

Consejos para elegir tu vivienda

anuncio 1 asm casas-consejos-para-elegir-vivienda

Encontrar la vivienda de tus sueños no es tarea fácil. El proceso de compra de un nuevo hogar comporta una decisión importante y requiere que los compradores estén seguros de su elección. Por eso, os traemos algunos consejos para elegir tu vivienda en forma de cuestiones que se han de plantear para guiarnos hacia la decisión óptima.

¿Qué tipo de vivienda necesito?

Si estás pensando en comprar una casa o adquirir una vivienda, esta es la primera pregunta que deberías estar haciéndote. Examina tus necesidades y deseos a fin de establecer requisitos. Estas son solo algunas de las cuestiones que debes plantearte:

  1. ¿Quiero una vivienda de segunda mano o nueva?
  2. ¿Preciso una casa familiar?, ¿Qué número de habitaciones debería tener?
  3. ¿Necesitaré plaza de garaje?
  4. ¿Valoro una buena ubicación?
  5. ¿Estoy dispuesto a convivir con una comunidad de propietarios en un piso o prefiero la independencia de una casa?

Puedes hacer una lista con tus elementos imprescindibles ya que más tarde te servirá como método de selección entre tus alternativas. Esta idea se puede llevar a cabo tanto de forma individual como grupal, sea la decisión particular o en conjunto con más personas. Además, puedes ir diseñando esta lista de forma que se te ocurran más condiciones para reducir las opciones. Este proceso requiere paciencia y debes plantearte las cuestiones con precisión y tranquilidad, ya que engloba muchos aspectos.

 

¿De qué presupuesto dispongo?

Cuánto dinero estás dispuesto a gastarte descartará opciones, ya que, según el precio de la vivienda, se incluirán o eliminarán alternativas de compra. Además del precio pactado con el vendedor, hay que tener en cuenta unos gastos asociados en torno al 10 o 15% del valor total de la vivienda.

Para encontrar las mejores ofertas, te recomendamos buscar por todas las vías posibles a través de profesionales que te aconsejen la mejor opción. Para ello, continúa navegando por internet, pide ayuda a expertos en el mercado inmobiliario, investiga por zonas qué viviendas se ofertan… Esto te dará un punto de vista diferente y podrás sentirte más informado y seguro a la hora de tomar la decisión.

 

¿Qué viviendas voy a visitar?

Una vez has establecido tus alternativas favoritas, planea visitar un número de viviendas y ves eliminando opciones al comparar entre ellas. Para esto, puedes realizar un cuadro comparativo de todas las viviendas a fin de puntuar cada una según su cumplimiento de tus requisitos más imprescindibles.

 

¿Cómo voy a pagar mi nueva casa?

En primer lugar, deberás informarte de todos los trámites que tendrás que hacer y de los gastos que tendrás que afrontar. Ten en cuenta que la complejidad de los trámites administrativos y los gastos a pagar dependerán del tipo de propiedad que compres, ya que no es igual comprar una vivienda nueva a una de segunda mano.

Teniendo claro esto, te mostramos las distintas opciones que hay a la hora de elegir el método de pago que más se adapte a ti:

  • Préstamo hipotecario: el banco te presta el dinero para financiar tu vivienda. Esta cantidad deberás devolverla con intereses. Debes saber que este tipo de préstamos cubren un máximo del 80% de la cantidad total.
  • Pago al contado: esta forma de pago significa el desembolso total del precio por parte del comprador, así, se ahorraría los gastos derivados de la hipoteca. Esta opción es recomendable para aquellas personas que tengan ahorros y puedan permitirse este gasto.
  • Préstamo entre particulares: este tipo de préstamo suele producirse entre el futuro comprador de la casa y personas de confianza, a las cuales se compromete a devolver la cantidad prestada en un determinado tiempo. Se trata de un contrato privado entre las partes o mediante un notario. Esta alternativa es una buena opción si deseas evitar pagar los intereses que exigen los bancos.
  • Pago aplazado: este tipo de pago suele usarse para hacer frente al 20% del coste de la vivienda que no cubre el banco, así, se trata de alcanzar un acuerdo con el vendedor de la propiedad a un pago a plazos, liquidando los impuestos de la vivienda en el momento de la compra.
  • Permuta: consiste en que cada uno de los contratantes ceda su propiedad para recibir otra. De esta forma, como no suele coincidir el valor de las viviendas, una de las partes realiza un desembolso económico añadido.

 

En resumen, si pretendes mudarte de casa o elegir tu primera vivienda necesitas informarte bien antes de tomar esta decisión, ya que supone una gran inversión y además estarás eligiendo tu nuevo hogar. En primer lugar, es indispensable tener en cuenta todos los requisitos imprescindibles con los que tu nueva casa debe contar. Más tarde, una vez cumplidos esas condiciones, puedes dejarte llevar por las sensaciones, sentimientos u otros factores subjetivos que te transmita la vivienda.

 

Aunque se trate de una decisión muy personal, es buena idea buscar ayuda de profesionales o personas externas que nos den una visión objetiva y experta, ya que esto nos aportará opiniones y consejos razonables según nuestras características y particularidades. Disponer de diversos puntos de vista te ayudará a encontrar más fácilmente la mejor opción, así que no dudes en pedir consejo a expertos o personas con experiencia en el sector, ya que serán tu mejor aliado en la búsqueda.