fbpx

Hipotecas Según Cliente O Tipo De Bien

Hipotecas Según Cliente

Hipotecas según cliente o tipo de bien

En el anterior artículo, vimos como un crédito hipotecario puede contratarse con unas características u otras dependiendo de nuestro criterio.
Ahora veremos la oferta de hipotecas según cliente o tipo de bien a hipotecar. Dependiendo de nuestra situación, edad o tipo de inmueble, podemos acceder a tipos de hipotecas específicos.

Hipotecas para públicos específicos

Según la edad que tengamos, profesión, o incluso país de residencia, podemos encontrar en el mercado bancario, hipotecas específicas en condiciones más favorables de las que suelen comercializar con una oferta estándar:

Hipotecas para jóvenes:

Muchas entidades, con la finalidad de atraer a un cliente joven, disponen de ofertas hipotecarias específicas.
Estas hipotecas suelen ofertarse pensando en un público joven, 30 o 35 años y con unas condiciones hipotecarias más ventajosas que su oferta general.

Las hipotecas para no-residentes:

Este tipo de hipotecas, afecta a clientes que por la condición de no residir en el país, ven un endurecimiento de las condiciones para poder contratar el préstamo hipotecario.

Teniendo unos criterios de concesión más rigurosos, por norma general, las entidades bancarias también exigen una aportación para cubrirlos gastos.

Varia según la entidad, pero el dinero prestado no suele superar el 50% del precio de compraventa del inmueble.

Normalmente se trata de hipotecas concedidas a segundas residencias.

Colectivos específicos:

Algunas grandes empresas o incluso la administración pública, suelen tener convenios con entidades bancarias a fin de que los empleados o funcionarios obtengan condiciones especiales en sus productos.

Dentro de este conjunto de ventajas, también están los créditos hipotecarios con unas condiciones muy ventajosas.

Hipotecas según tipo de inmueble

Hemos visto que según nuestra edad, profesión o características, podemos encontrar hipotecas más favorables.
Hay que tener en cuenta el tipo de bien a hipotecar, sus características también influyen en la oferta:

Inmueble propiedad del banco:

Las entidades bancarias adquieren propiedades por adjudicación en subastas, como dación en pago o firma de hipoteca inversa.

Adquirir una de estas viviendas, puede suponer unas mejores condiciones hipotecarias, pero siempre dependerá de la entidad.

Viviendas VPO:

Son las denominadas viviendas de protección oficial. Quizás su gran ventaja es que su precio se rige por un valor legal estipulado, que normalmente es inferior al precio de mercado.

Esta condición, suele facilitar la concesión de hipotecas para este tipo de inmuebles.

Bien urbanos o rústicos:

Si bien no existe un tipo de hipoteca concreto para suelo rustico, por norma general, la cantidad a financiar siempre será inferior en porcentaje a las viviendas situadas en suelo urbano.

Préstamo hipotecario para suelo:

Este tipo de hipoteca, se solicita para la compra de suelo urbanizable y construir sobre él.

Vivienda habitual o segunda residencia:

La mayoría de entidades bancarias centran su oferta hipotecaria más atractiva en hipotecas para la compra de residencia habitual dando la posibilidad de obtener hasta el 100% del precio de tasación.

En el caso de segundas residencias, este porcentaje suele ser inferior y posiblemente acabemos avalando el crédito con la primera residencia o incluso hipotecándolo de nuevo.

Hay gran variedad de financiación destinada a la adquisición de una vivienda y otros fines, que tenemos que conocer para elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades y características personales y económicas.

Hemos visto las diferentes hipotecas según cliente o tipo de bien, sus características y condiciones más habituales que imponen las entidades bancarias. Si tienes cualquier duda, en Asmcasas, tu agencia inmobiliaria en Valencia te asesoraremos para facilitar la compra de tu nueva casa.