fbpx

Qué tipo de hipoteca elegir

Qué tipo de hipoteca elegir

Cuando nos disponemos a comprar una vivienda, en la mayoría de los casos, necesitaremos un crédito hipotecario pero…
¿Qué tipo de hipoteca elegir?
Veamos una clasificación de las diferentes opciones a las que podemos acceder para saber qué tipo de hipoteca elegir. Desde Asmcasas, tu inmobiliaria en Valencia, queremos facilitarte toda la información para que elijas adecuadamente tu hipoteca.

Por tipo de interés

Disponemos de créditos en función del rendimiento de interés, es decir, el porcentaje que pagaremos por el dinero prestado y sus características. Hablamos del interés fijo, variable o mixto.

Interés fijo

Si queremos optar por pagar la misma cantidad durante toda la vida del crédito hipotecario, el préstamo a interés fijo, te garantiza exactamente eso.

En este tipo de préstamos, aunque suelen ser más caros, evitan aumentos de la cuota de forma inesperada debido a la subida de los índices de referencia como el Euribor o el IRPH, que veremos más adelante.

Uno de los inconvenientes de las hipotecas a interés fijo, es el alto porcentaje en las subrogaciones, entorno al 4% según la entidad, por lo que es recomendable estudiar bien las condiciones que nos propone el banco.

Interés variable

interes hipotecario

La mayoría de hipotecas contratadas en nuestro país, son bajo este tipo de interés.

Un tipo de crédito en el que semestral o anualmente se revisa y se incrementa o disminuye la cuota en función del índice de referencia (EURIBOR), es lo que llamamos revisión del tipo de interés.

La oferta bancaria sobre este producto, varia ya no solo dependiendo dela entidad, sino también del momento de contratación.

Hace algunos años, cuando el Indicador por referencia (EURIBOR) oscilaba del 3 al 5% podíamos encontrar hipotecas de interés variable al que la entidad incrementaba del 0,25% hasta el 1%.

Actualmente y con el EURIBOR en negativo, la oferta bancaria que podemos encontrar no baja del 1,5% incluso con cláusulas de protección para el banco respecto a niveles negativos del Euribor.

Interés mixto

Esta modalidad es una combinación de los dos tipos anteriores. Un porcentaje del interés varía en función del índice de referencia y el otro, pactado con la entidad quedaría con un interés fijo.

Crédito hipotecario por tipo de cuota

Aunque plenamente relacionado con el apartado anterior, también podemos decantarnos por un crédito hipotecario según su tipo de cuota, o mejor dicho, como se aplica este interés en la cuota mensual.

Cuota constante

Aplicable a hipotecas de tipo de interés variable y mixto, es la modalidad más habitual y con mayor cantidad de contrataciones.

Basado en el sistema de amortización francés, de forma anual o semestralmente se realiza un re-calculo del interés, pagando la misma cantidad durante el periodo.

Cada una de las mensualidades, se dividen en dos partes: Amortización del capital (Bajamos la deuda contraída con el banco) e intereses.

Normalmente los primeros años, se paga una cantidad elevada de intereses y una cuota de amortización reducida, algo que cambia con el transcurso de los años hasta que la parte de intereses suele ser simbólica y se produce una mayor amortización del préstamo.

Cuota blindada

Con esta modalidad, aunque tengamos un interés variable en nuestra hipoteca, con esta modalidad de cuota, la cantidad a pagar será la misma durante toda la vida del préstamo.

La diferencia radica en que son los años de amortización los que varían, incrementándose si sube el tipo de interés y disminuyendo si baja.

De cuota final

El calculo de cuota final, consiste en aplaza un porcentaje de la deuda para ser abonada en la última cuota, Normalmente oscila entre el 25 y 35%.

Con esta modalidad, se calcula el interés del total de la deuda y además sea de tener la previsión de poder hacer frente a esa última cuota que suele ser elevada.

Modalidad de Interest only

Este es un sistema poco utilizado en el que únicamente se abonan los intereses del préstamo. Una vez cumplido el plazo, se ha de abonar el total del capital o `proceder a la venta del inmueble.
Podríamos entender esta opción como un alquiler con un pago final elevado.

Sistema de cuota creciente

Un sistema poco recomendable, que aunque al principio pagaríamos menos por nuestra hipoteca que con el cálculo del sistema francés, en cada revisión se incrementarían los intereses entre un 1% y 2%, lo que encarecerá el producto considerablemente a lo largo de los años.

Estos son los tipos de interés y modalidades para aclararnos sobre qué tipo de hipoteca elegir. En el siguiente artículo, veremos los productos que los banco comercializan para un tipo de público concreto y según el tipo de bien que queramos hipotecar.

Puedes contactar con nosotros y acceder a nuestra oferta de pisos en Valencia, resolveremos todas tus dudas respecto a los créditos hipotecarios.